top of page

La importancia del descanso

Actualizado: 30 jul 2021


Según los expertos en medicina, la definición exacta de la SALUD es “Un estado de completo bienestar físico, mental, emocional y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”. En este sentido, los cuatro pilares fundamentales para conservar un estado de salud íntegro o mejor dicho las “cuatro paredes” del bienestar general son: el descanso, la alimentación, el equilibrio emocional y el entrenamiento.


Al mencionar las cuatro paredes, hago referencia a cualquier construcción que se apoya en cuatro puntos y si uno de ellos falta o falla, el techo se te caerá encima. Lo mismo pasa con tu salud, si falta uno de esos factores, nunca podrás disfrutar

de tu bienestar al 100%.



Decir que para estar en forma hay que entrenar y comer bien, es correcto, pero debes de saber que no solamente depende de estos dos factores. Si comes bien pero no consigues un buen descanso nocturno, o si te sobreentrenas porque no organizas

bien el tiempo que dedicas a ejercitarte, e incluso si todo lo anterior lo haces bien,

pero tienes problemas personales, tu salud se va a ver afectada.



¿Por qué es tan importante el descanso para mejorar nuestra calidad de vida?


Nuestro organismo es capaz de hacer cosas increíbles cuando más quieto está, durmiendo. Todo ello está regido por nuestro CICLO CIRCADIANO, que es un mecanismo con el que nuestro organismo funciona a modo de reloj en ciclos de

24 horas. Los ritmos circadianos pueden influir en los ciclos de sueño-vigilia, la

secreción hormonal, los hábitos alimentarios y la digestión, la temperatura

corporal, y otras funciones muy importantes del cuerpo.


Este ciclo está regulado por medio de la glándula pineal, del tamaño de una lenteja,

que se encuentra ubicada en el centro del cerebro y cumple funciones biológicas

muy importantes, ya que se encarga de la producción de la melatonina, que afecta, entre otras cosas, a la modulación de los patrones del sueño. La melatonina, o hormona del sueño, es conocida también como la hormona de la juventud porque facilita la eliminación de los radicales libres de nuestras células, es decir, es un antioxidante natural que retrasa el envejecimiento, y además tiene un gran poder inmunológico frente a la mayoría de las enfermedades.


Esta hormona consigue su máxima secreción con la oscuridad, lo que ayuda al cuerpo humano a identificar cuándo es el momento de dormir, además de regular las funciones físicas y cerebrales para que el organismo pueda alcanzar las etapas profundas de sueño. Aparte de sus funciones biológicas, distintas corrientes de autoconocimiento y transformación personal, que indagan en aquello que la ciencia todavía no pudo comprobar, consideran que la glándula pineal es un botón espiritual que nos conecta con otras dimensiones, con la potencialidad de nuestras emociones, nuestro ser, nuestra alma.


Durante el día realizamos acciones que nos hacen movernos, pensar, aprender, hablar, etc., mientras que por la noche, cuando dormimos, lo que hacemos es resetear, limpiar, reparar y reconstruir todos los sistemas, para así poder afrontar un nuevo día e incluso adaptarnos a los cambios que se nos presentan. Cuando una persona no duerme, no puede recuperarse del día a día y acaba irremediablemente cansada, fatigada, irascible, con pérdida de foco y de capacidad cognitiva, cambios de humor, etc. Esto puede ocurrir de forma puntual, pero a largo plazo puede ocasionar graves patologías.



¡Las 5 etapas del sueño!


No todo el descanso es de igual calidad cuando nos vamos a la cama, ya que nuestro sueño está dividido en ciclos de aproximadamente 90 minutos formados por etapas de sueño lento y otras de sueño paradójico. Esta es la secuencia de las fases

de sueño cuando nos vamos a la cama:


  • Fase I o etapa de adormecimiento: son los primeros 10 minutos en los que pasamos del estado de vigilia al de sueño.

  • Fase II o etapa de sueño ligero: en esta etapa el cuerpo se va "desconectando" del entorno. Los ritmos cardíaco y respiratorio van bajando y se bloquean las percepciones sensoriales. Dentro de esta f